Historia

La historia de la mediación por medios electrónicos y la del resto de modalidades de resolución alternativa de disputas en línea, Online Dispute Resolution (ODR), está directamente vinculada a la evolución y popularización de Internet. Ya desde finales de la década de los 90, varias entidades pioneras se lanzaron a proponer esquemas ODR. Muchos solo se quedaron en eso.

Las primeras experiencias de mediación online aparecen mezcladas con otros procedimientos ADR en línea, más próximos a la negociación electrónica automática e incluso a los cybertribunales. Su historia es muy joven, de hecho el concepto, más que la definición de ODR, surge por vez primera en la obra conjunta de Ethan Katsh y Janet Rifkin “Online Dispute Resolution. Resolviendo conflictos en el cyberespacio” en el año 2001, donde incorporan el concepto de “la cuarta parte” tecnológica para la Resolución Electrónica de Controversias (REC) en internet, normalmente vinculada a disputas sobre transacciones comerciales en portales de compraventa de bienes y servicios en la red como eBay.

“Los ODR facilitan la resolución de conflictos a través del poder transformador de la tecnología, la cual se incorpora como cuarta parte en el modelo tripartito tradicional de la resolución de conflictos.”


El primer servicio de mediación en línea se remonta al año 1996, en Maryland, USA, en realidad como iniciativa de un proyecto de investigación y divulgación del Programa de Resolución de Conflictos en la Universidad de Maryland y en el Centro de Mediación On-Line de su Escuela de Derecho.


En España la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles ha supuesto un notable avance en el asentamiento de la mediación como mecanismo de resolución de conflictos complementario de la Administración de Justicia.

Dentro del marco de flexibilidad que caracteriza a la mediación, destaca la posibilidad de desarrollar el procedimiento a través de medios electrónicos, recogida en el artículo 24 de la Ley. En su apartado segundo de este artículo y la disposición final cuarta disponen, además, la utilización preferente de medios electrónicos en aquellos supuestos de reclamación de cantidades que no superen los seiscientos euros,
siempre que no haya impedimentos por ambas partes.

El Real Decreto por el que se desarrollan determinados aspectos de la ley 5/2012 de mediación en asuntos civiles y mercantiles, aprobado en el Consejo de Ministros del viernes 13 de diciembre de 2013, (RD 980/2013), publicado en el BOE del 27 de diciembre del mismo año, ha regulado la modalidad del denominado “procedimiento simplificado de mediación por medios electrónicos” para la reclamación de cantidades inferiores a los seiscientos euros, no sin cierta polémica doctrinal (ADR, ODR, e-mediación y negociación automática)

Gestión digital multimedia. La invitación a la reunión enlaza a los participantes al espacio virtual de reunión.

La unión de estos dos elementos, mediación y nuevas tecnologías, da lugar a
mecanismos de resolución electrónica de disputas que se sirven de tecnologías que ya existían con anterioridad, así como de otras propias, que permiten la utilización de diversos canales y sistemas de los que la mediación electrónica puede hacer uso, a través de medios de comunicación simultánea (síncrona) o sucesiva (asincrona).

Es conveniente distinguir entre Proveedor del servicio en línea (en lo que atañe a estas prácticas, el Programa modular de Mediación UNED), Plataforma Web de e-mediación (en estas simulaciones, la Plataforma WebEx Meeting) y la Compañía que ofrece el servicio técnico de soporte (en este caso Cisco, Inc.).

También hay que saber que, la Ley española distingue entre las instituciones de mediación y los mediadores, a los que responsabiliza de la mediación por medios electrónicos, de los proveedores de servicios electrónicos, artículo 2.2 del Proyecto, sobre los que recae la responsabilidad de la seguridad técnica del sistema, del buen funcionamiento de la plataforma y de los sistemas electrónicos utilizados, así como de la garantía de la privacidad, la integridad y el secreto de los documentos y las comunicaciones y la confidencialidad en todas las fases del procedimiento de mediación; precepto que está en consonancia con el artículo 12 bis de la Ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.

Plataforma de simulaciones de e-mediacion


La práctica de Mediación por Medios Electrónicos que se realiza sobre la
plataforma Web de simulaciones de e-mediación del Programa modular de mediación UNED, consiste en una simulación de e-mediación sincrónica que comprende la totalidad o solo alguna de las fases parciales del procedimiento.

De acuerdo a las instrucciones que haya recibido en su buzón de e-mail, con posterioridad a la cumplimentación del Formulario electrónico de solicitud de prácticas, habrá de seguir las diferentes fases del procedimiento para la realización de la práctica.



Estructura de la simulación de e-mediación


A pesar de que se trata de una simulación, pretendemos que todo el protocolo se desarrolle conforme a las exigencias y formalidades normativas vigentes, por lo que los mensajes que recibirá del sistema se ajustaran en todo lo posible a los contenidos exigidos por la ley.